viernes, 8 de junio de 2012

Visita al Zoo con la Escuela Infantil

El pasado viernes la Escuela Infantil de la Patatita (E.I. María -Getafe-) organizó una salida al Zoo de Madrid y tuve la suerte de poder acompañarles. Aunque no siempre es posible, me gusta poder acudir a este tipo de actividades ya que es una oportunidad estupenda para poder ver cómo la Patatita se relaciona con sus compañeros, además de poder disfrutar de la actividad en sí.

Aunque desde el día anterior me pase contándole a la Patatita que ibamos a ir al Zoo a ver a los animalitos mientras preparábamos todas la cosas que teníamos que llevar, aún es muy pequeña y no se enteraba de mucho. Así que cuando me vio entrar por la puerta de la Escuela a la hora que habíamos quedado los padres se llevó un sorpresón enorme. Ahí llegábamos todos los Papás cargados de mochilas con la comida, fruta, bebidas, protección solar, gorras, pañales, toallitas... Cuando ya estábamos todos organizados nos fuimos al autobus.

La verdad es que aunque lleva viajando desde que nació en coche, y en metro nos hemos desplazado más de una vez, nunca había montado en un autobus. Le debió parecer curioso verse en un medio de transporte tan alto, ya que según arrancamos se puso a saludar por la ventana... La verdad es que todos los peques aguantaron muy bien en el autobus, se nota que el cambio de rutina les va bien!!

Y por fin llegamos al Zoo!! Según vimos el primer hábitat la Patatita y el resto de los compañeros  quedaron alucinados: un montón de flamencos en libertad, con ese tono tan llamtivo de plumas, los dejó absortos. Pero eso no era nada en comparación a lo siguiente que vieron: el Tyranosurus Rex de la exposición de dinosurios. La Patatita no dejaba de señalarlo y señalarse la boca abierta para indicarme los pedazo de dientes que tenía tal animal. Ya había oido hablar de la exposición, pero no pensaba que estaría tan conseguidos, además son robots interactivos por lo que se mueven y hacen ruidos. De verdad que merece la pena ver la exposición. Lo malo es que ibamos con hora para ver la exhibición de los leones marinos y solo pudimos ver al TRex. Que conste que me costó un rato convencer a la Patatita de que teníamos que ver más animales para irnos.

Pasando por varios recintos de más animales llegamos a la Pequeña granja. Aunque menos espectacular, también les hizo mucha gracia a los peques ya que son los animales que más conocen y a los que saben imitar. Ahí aprovechamos para hacer una parada técnica para baños y avituallamiento. La Patatita lo aprovecho junto a otra compi para jugar junto a la jaula de las lechuzas.

Seguimos nuestra ruta rumbo al espectáculo del león marino pasando por numerosos animales. Llegamos un poco tarde por lo que ya solo quedaban asientos al sol (afortunadamente el espectáculo fue corto). Como el espectáculo era con música los niños se lo pasaron genial bailando y dando palmas, además de disfrutar de todas las actividades realizadas por el animal. La verdad que están muy bien este tipo de espectáculos ya que además de la actividad en sí, siempre tienen un mensaje de concienciación con el medio ambiente de fondo.

Continuamos el camino rumbo al delfinario, de nuevo a toda prisa, ya que el espectáculo comenzaba muy seguido al del león marino y aún queríamos ver algún animal de camino. Tuvimos suerte y conseguimos asientos a la sombra, menos mal porque este espectáculo ya es un poco más largo. La actuación de los delfines fue divertidísima. Me encantó ver la cara de la Patatita en el primer salto en grupo de los delfines, se quedó alucinada. Mucha música y un montón de piruetas protagonizadas por los delfines y sus cuidadores. La verdad es que ver esta exhibición merece la pena.

Los pequeños ya empezaban a estar cansados y tenían hambre así que nos dirigimos hacia el merendero. Tuppers de todo tipo y bocadillos y sandwiches de todo tipo llenaron las mesas de madera del recinto. Da gusto ver lo bien que comen los niños de todos los grupos, ni una queja, ni un lloro... Todos a gusto compartiendo comida. Al terminar lo peques aprovecharon para jugar un rato en el parque que había junto  a las mesas, mientras padres y maestras difrutábamos de un ratín de sobremesa.

Para completar la visita fuimos a ver los peces de Aquarium, no sin antes hacernos una foto de grupo, ya que algunos peques, entre ellos la Patatita, empezaban a mostrar síntomas de caer dormidos en poco rato. La verdad es que con el día que hizo se agradeció que el Aquarium estuviese bajo techo y con tan buena climatización. Además fue otro éxito para los más peque que alucinaban al ver a tantos familiares de Nemo. La Patatita no podía dejar de alucinar y señalarme los peces más grandes (tiburones, mantas, tortugas gigantes...). Se quedó impactada!

Y ya por fin tocaba regresar al autobus, en este trayecto la Patatita no aguantó más y calló rendida en los brazos de Mamá Patata, que aunque nos perdimos un poco para encontrar la salida, conseguí llegar con ella en brazos sin desfallecer... (que la Patatita se nos ha hecho grande y ya pesa casi 12 kilos...).

La verdad es que otra vez tenemos que agradecer a la Escuela que nos dejen compartir estos momentos con ellos y nuestros peques. Es muy divertido poder ver a nuestros hijos como comparten vivencias con sus compañeros y es muy gratificante ver lo bien que se comportan todos en una salida como esta. Es una pena que no se puedan organizar más veces ni por compatibilidad de los padres, que nos supone un sacrificio con nuestros trabajos, ni por la misma organización de la Escuela, porque al fin y al cabo supone una gran responsabilidad.

De toda la excursión me quedo con las caras de asombro de la Patatita, de verla como disfruta y se relaciona con sus compañeros y maestras, y de haber descubierto la curiosidad y amor que le representan los animales. Aunque tenemos una perrita a la que adora no sabía que le podían gustar tanto toda clase de animales. No os digo más que ya no le ponemos dibujos (de los que pasaba olímpicamente), directamente si hay que ver la tele un rato ponemos un documental de animales y se queda absorta!!

P.D. Casí vemos un parto en vivo, ya que la jirafa que el viernes pasado estaba embarazada ha dado a luz esta semana. Por poco no vemos al pequeño jirafito!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario