lunes, 24 de octubre de 2011

Comienzan las rabietas...

La pequeña Patatita tiene ya 10 meses y evoluciona en todos los sentidos, tanto en los buenos como en los no tan buenos. Con los aspectos no tan buenos me refiero a que en la última semana ha desarrollado la habilidad de enrabietarse en cuanto no consigue algo que quiere.

He de confesar que al principio el lloro era tan fuerte que se me asemejaba a los de dolor y mi reacción inmediata era cogerla para ver que le sucedía, pero poco a poco he ido descubriendo que se correspondían con que quería coger algo, le quitáramos algún objeto que no debiese coger, que la sacara de la cuna, que cambiásemos de actividad o simplemente que la cogiésemos e hiciéramos caso.

Lejos de resultarme un comportamiento incómodo me está siendo útil para conocer más la personalidad de mi pequeña, qué es lo que le llama la atención, o cuando necesita un mimo y a aprender a evitar situaciones que provoquen un posible enfado. También me he dado cuenta de que entiende que acciones puede resultar peligrosas para ella y deja de hacerlas inmediatamente en cuanto se le dice NO. Cuando hay un objeto que no debe de coger pero que le llama la atención (móvil, mando de la tele...) lo mejor es que no estén en su campo de visión, y si los ve para evitar la rabieta cambiárselos por otro objeto o desviar su atención hasta hacerlos desparecer. Si se enrabieta porque quiere brazos en un momento que tengo que realizar otra actividad (hacer las camas, cocinar, ir al baño...) la entretengo cantando o contándole una historia con tonos de voz que capten su atención. Procuro evitar las zonas de peligro de la casa y en la seguras le dejo explorar libremente pudiendo así coger todos los objetos que están a su alcance. Con estas pequeñas acciones voy consiguiendo que las rabietas sean más cortas y que prácticamente terminen según empiezan, claro que aún así haberlas haylas.

Vosotr@s conseguís controlar las rabietas¿?  Vuestros peques las tienen¿? Las aborrecéis o en cierta manera os son útiles como a mí¿?

9 comentarios:

  1. Nosotros también pasamos unos días duros antes de cumplir el año después en cuanto se soltó a andar las rabietas bajaron en intensidad y en número. Al igual que vosotros, lo que hacemos es intentar distraerla con otra cosa, y normalmente funciona y sobre todo tener mucha paciencia. Muchos besos y animo!! Lo vamos a necesitar!! jajaja

    ResponderEliminar
  2. Guapa, aunque no tenga niños, me encanta leerte para aprender. Yo creo que lo haces genial con las rabietas, de hecho me recuerdas un poco a la super nanny, que de todo aprendes.
    Da gusto como cuidas a tu patatita!
    Un besito

    ResponderEliminar
  3. Nosotros mas o menos a esa edad tambien pasamos una temporadita de rabietas, haciamos lo mismo intentar distraerle y que se olvidara, aunque a veces es un poquito estresante pero hay que intentar que los nervios no salgan hacia fuera.
    Ya veras como pasa

    ResponderEliminar
  4. María, si es que justo antes de andar tiene que ser un momento impresionante para los bebés, de descubrir un montón de cosas nuevas y es normal que reaccionen como pueden!!

    ResponderEliminar
  5. MPC, gracias!! Me alegro de que te guste el blog, ya solo te queda animarte a tener uno ;) Por cierto me he puesto colorada con lo de la super nanny, jejeje.

    ResponderEliminar
  6. MamáEncantada, no puedo estar más de acuerdo contigo en lo principal es no perder los nervios!!!

    ResponderEliminar
  7. Podía haber firmado yo misma el post (a que te lo
    Copio y lo cuelgo en mi blog... ;)) Yo lo veo como tú, y por ahora lo llevamos muy bien.

    ResponderEliminar
  8. Ah! Por cierto, si quieres que se te actualicen las entradas de mi blog, tienes que cambiar el enlace por http://unamiradaalotrolado.com

    ResponderEliminar
  9. Esta es una parte muy interesante en el crecimiento de nuestros hijos ya que si no sabemos como controlarlos pues seran ellos los que nos controlen, excelente entrada y sigue adelante con el sitio.

    ResponderEliminar