martes, 27 de septiembre de 2011

Propóleos para el catarro

Creo que como todos tras la primera semana en la guarde mi pequeñaja ha vuelto a casa con unos mocazos de concurso, y para variar y depuro envidiosa que soy lo he cogido también. Pero claro, lo que para ella son unos moquitos de nada y tan contenta, en mi ha mutado en una congestión que hace que haya olvidado cualquier tipo de olor, una tos terrible, un calor insoportable y una sensación general bastante desagradable.

Desde el embarazo he procurado evitar cualquier tipo de medicamento que no sea estrictamente necesario y ahora que continúo con la lactancia sigo en la misma línea. De esta manera he conocido el propóleos. El que yo tomo se presenta en comprimidos y tienen un sabor agrio terrible y un olor fortísimo, pero si conseguís superar esto es realmente efectivo. A mí por lo menos me suaviza la garganta de forma prácticamente inmediata y la verdad que me ayuda a reducir los síntomas rápidamente.

EL propóleos es una sustancia que fabrican las abejas a partir de distintas resinas de plantas potenciadas por las enzimas que tienen las abejas en su saliva (razón por la que sois alérgicos a las abejas no es conveniente que lo toméis). Las abejas utilizan esta sustancia para sellar sus colmenas, pero viene siendo utilizada desde la antigüedad para el tratamiento de diversas dolencias. Yo solo lo tomo cuando ya estoy acatarrada, pero por lo visto si lo tomase habitualmente evitaría en gran medida cogérmelos ya que favorece la capacidad de defensa de nuestro organismo.

Esta sustancia además nos presenta otra serie de propiedades curativas y ha venido siendo utilizado para tratamientos de la piel, especialmente acné; para el tratamiento de heridas ya que tiene propiedades cicatrizantes;  como antiinflamatorio, por ejemplo para dolores de muela; y como antibiótico y anestésico. La verdad es que se utiliza para múltiples afecciones y la lista podría ser interminable. Tampoco me voy a extender en su composición, ya que sería ponerme muy técnica, pero entre sus componentes se encuentran los flavonoides (principios activos con función antiséptica), cera de abejas, resinas y bálsamos, vitaminas y aceites esenciales.

De todas maneras si no sois muy partidarias de tomas este tipo de remedios naturales, o simplemente no soportáis su olor y sabor (cosa que entiendo), hay múltiples página que nos indican que medicamentos podemos tomas mientras seguimos con la lactancia de nuestros peques. Os dejo algún enlace en nuestro facebook.

Espero que la entrada os sea tan de utilidad como está siendo para mí el propóleos ;)

2 comentarios:

  1. Gracias por la recomendación yo las voy a tomar muy en cuenta, para evitar tener problemas con eso.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por compartir todos estos consejos y por todas las sugerencias de productos en este caso este sera muy util ya que la bebe de mi hermano esta enferma y no sabemos que comprarle, es un catarro, pero, nunca se sabe.

    ResponderEliminar