miércoles, 18 de mayo de 2011

A la atención de Valeriano Gómez: mi humilde reflexión sobre la conciliación

Ahora que mi baja por maternidad ha llegado a termino y ya me he reincorporado a mi puesto laboral me gustaría expresar mi sentir ante las declaraciones expresadas hace un par de semanas por parte de nuestro actual Ministro de Trabajo:

-“Si tuviera que elegir una sola medida por encima de todas las demás para estimular la igualdad y, al mismo tiempo, la eficiencia de una economía, la capacidad, la producción y la riqueza a medio y largo plazo, esa sería que todos los chicos pudieran estar escolarizados inmediatamente después de su nacimiento”-
 
Teniendo en cuenta que Valeriano Gómez es Ministro de un Gobierno Socialista y sin la mínima intención de hacer comentarios políticos en este blog, quiero pensar de la forma más inocente posible e intento interpretar en las palabras de Gómez que lo que le gustaría es que la escolarización fuese accesible para cualquiera desde el momento del nacimiento para así facilitar la incorporación laboral de ambos padres. Lo malo es que esta es la interpretación más suave que encuentro a lo que dicho, porque aún haciendo un esfuerzo en pensar en que esto es lo que ha querido decir, me parece horrible.
 
De verdad que piensa usted, señor Gómez, que escolarizar a un recien nacido estimula la igualdad¿? Hombre en cierta manera, si según salimos del Hospital (al menos nos dejarán los 3 días de hospitalización digo yo) tanto el padre como la madre se tienen que reincorporar a su puesto de trabajo efectivamente en el estricto sentido de la palabra hay igualdad, negativa pero igualdad... Pero estamos locos o qué, esa madre recien parida, con la placenta colgando, los puntos frescos, aún desbordada por la nueva situación familiar a la que se enfrenta, llena de dudas, haciéndose a la lactancia, va a reincorporarse inmediatamente al trabajo ¿? Bueno, realmente como ya va a llevar a su bebé al colegio la lactancia no tiene por qué preocuparle, y no va a hacer falta que amamante a su hijo tal y como recomienda la OMS hasta los 6 meses. Por desgracia padres y madres no podemos ser iguales en el tema de la alimentación de nuestros hijos, nosotras estamos físicamente preparadas y através de nuestra leche no solo alimentamos a nuestros hijos si no que además les traspasamos defensas y una serie de vínculos que no puede ofrecer ninguna leche de fórmula. Un recien nacido que acaba de salir de un ambiente confortable y seguro como es el útero materno necesita de los brazos, el calor, la voz y mimos de sus padres y no creo que eso se lo pudieran dar en un centro escolar. Ahora que en los hospitales los nidos ya solo se usan en caso de una necesidad, y aún así recomiendan como super-necesario el contacto piel con piel con los padres, nos va a separar de nuestros hijos nada más salir del hospital ¿? Acaso le van a asignar un cuidador a cada niño¿? pues perdonenme que para eso ya me quedo yo con mi bebé. Así que de moemnto si hemos conseguido igualdad, por llamarlo algo, pero hemos desnaturalizado completamente el nacimiento.
 
En cuanto a estimular la economía, la capacidad, la producción y la riqueza, pues la primera impresión es que sí. Según salen del hospital tanto el padre como la madre se reincorporan a su puesto de trabajo, la Seguridad Social se ahorra el dinero de la baja, la empresa no tiene que formar a nadie y no baja su producción, los padres no pierden su ritmo de trabajo, todos ganamos. Seguro ¿? Esa madre, que acaba de dar a luz, que pasa de tener a sus bebé en su vientre a tenerlo en la escuela, se encuentra en su puesto de trabajo, muy posiblemente con su cabeza permanentemente pensando en cómo estará su bebé, rinde, efectivamente no. Pero el padre se encontrará en una situación bastante similar, por lo que, rinde, tampoco. Además digo yo que las escuelas estás que propone el Ministro serán públicas, entonces supondrán un gasta a la economía del país. O es que finalmente no veremos obligados a llevar a nuestros hijos a escuelas privadas ¿? Quiza lo que pretende es que los que se hagan cargo de nuestros pequeños sean los abuelos, entonces si que sale rentable, ya que la pensión que cobran les vale como sueldo...
 
Entonces, pienso yo, no sería mejor favorecer una mejor conciliación ¿? Por conciliación se entiende, aquella acción mediante la cual dos posturas encontradas (vida familiar - vida laboral) se ponen de acuerdo, y llegan a un arreglo beneficioso para todos, con la ayuda de un tercero neutral e imparcial calificado, denominado: conciliador.
Según esto habría que llegar a un punto intermedio en el cual tanto la empresa como la familia se viesen beneficiados. Entonces por qué en vez de pensar en estos preciosos centros cuida-bebés no pensamos en planes de actuación para las empresas que faciliten la conciliación de la vida labora, familiar y personal de sus empleados. ¿Por qué no damos cursos de sensibilización a los equipos de RRHH? ¿Por qué no se diagnóstica dentro de las empresas qué actividades pueden adaptarse y flexibilizarse? ¿Por qué no flexibilizamos horarios? ¿Por qué no diagnósticamos qué trabajos podrían realizarse desde fuera de la oficina evitando así traslados innecesarios?¿Por qué no usamos las medidas conciliadoras como herramienta de motivación? Además todas estas acciones sí que las pueden aprovechar tanto el padre como la madre.
 
Es posible que me haya liado un poco al expresarme, pero es que de verdad me corría un torrente de ideas en la cabeza y  no tenía mucho tiempo para escribir el post.
 
Por último me gustaría unirme a la Manifestación Bloguera por la Verdadera Conciliación en España, que se ha promovido desde el blog Amor Maternal y a la que se han unido numerosos blogs de esta temática.


4 comentarios:

  1. Creo que el problema lo tiene el Sr Gómez, por hablar sin pensar, y poder llegar a decir semejante tonteria. Hay tantos por qués, sinceramente creo que no interesa y no hay medios para poder crear planes para lograr una conciliación. Grrrrrr

    ResponderEliminar
  2. Maravillosa carta!! Somos muchas personas que sabemos que los bebés deben estar con sus padres durante, qué menos que el primer año. Esto es imprescindible para un desarrollo sano a todos los niveles de la persona. Yo soy madre, psicopedagoga y maestra, y siento la necesidad de luchar por conseguir que esto sea realidad, pero al mismo tiempo me siento muy impotente de ver la indefensión a la que están condenados nuestros bebés en esta sociedad. Estoy proponiendo que creemos una Asamblea o un grupo de trabajo dentro del moviento 15M para dar difusión a este tema y exigir cambios urgentes en la política social. ¿Qué os parece?

    ResponderEliminar
  3. muchas gracias por compartir este post, me parece sumamente interesante, espero sigas publicando mucho mas, que tengas una muy buena semana, saludos..

    ResponderEliminar
  4. Hola, soy de Ecuador, y he creado una petición en esta página http://chn.ge/16ABmKo, para que se incluya la Conciliación Familiar-Laboral en el Código Laboral, por favor, pueden leerla, y ayúdenme firmando y difundiendo, en Ecuador, solo tenemos 12 semanas de permiso de maternidad, y un año de licencia por lactancia (2 horas diarias), y como madres, sabemos que esto es terriblemente insuficiente.

    ResponderEliminar