miércoles, 18 de mayo de 2011

A la atención de Valeriano Gómez: mi humilde reflexión sobre la conciliación

Ahora que mi baja por maternidad ha llegado a termino y ya me he reincorporado a mi puesto laboral me gustaría expresar mi sentir ante las declaraciones expresadas hace un par de semanas por parte de nuestro actual Ministro de Trabajo:

-“Si tuviera que elegir una sola medida por encima de todas las demás para estimular la igualdad y, al mismo tiempo, la eficiencia de una economía, la capacidad, la producción y la riqueza a medio y largo plazo, esa sería que todos los chicos pudieran estar escolarizados inmediatamente después de su nacimiento”-
 
Teniendo en cuenta que Valeriano Gómez es Ministro de un Gobierno Socialista y sin la mínima intención de hacer comentarios políticos en este blog, quiero pensar de la forma más inocente posible e intento interpretar en las palabras de Gómez que lo que le gustaría es que la escolarización fuese accesible para cualquiera desde el momento del nacimiento para así facilitar la incorporación laboral de ambos padres. Lo malo es que esta es la interpretación más suave que encuentro a lo que dicho, porque aún haciendo un esfuerzo en pensar en que esto es lo que ha querido decir, me parece horrible.
 
De verdad que piensa usted, señor Gómez, que escolarizar a un recien nacido estimula la igualdad¿? Hombre en cierta manera, si según salimos del Hospital (al menos nos dejarán los 3 días de hospitalización digo yo) tanto el padre como la madre se tienen que reincorporar a su puesto de trabajo efectivamente en el estricto sentido de la palabra hay igualdad, negativa pero igualdad... Pero estamos locos o qué, esa madre recien parida, con la placenta colgando, los puntos frescos, aún desbordada por la nueva situación familiar a la que se enfrenta, llena de dudas, haciéndose a la lactancia, va a reincorporarse inmediatamente al trabajo ¿? Bueno, realmente como ya va a llevar a su bebé al colegio la lactancia no tiene por qué preocuparle, y no va a hacer falta que amamante a su hijo tal y como recomienda la OMS hasta los 6 meses. Por desgracia padres y madres no podemos ser iguales en el tema de la alimentación de nuestros hijos, nosotras estamos físicamente preparadas y através de nuestra leche no solo alimentamos a nuestros hijos si no que además les traspasamos defensas y una serie de vínculos que no puede ofrecer ninguna leche de fórmula. Un recien nacido que acaba de salir de un ambiente confortable y seguro como es el útero materno necesita de los brazos, el calor, la voz y mimos de sus padres y no creo que eso se lo pudieran dar en un centro escolar. Ahora que en los hospitales los nidos ya solo se usan en caso de una necesidad, y aún así recomiendan como super-necesario el contacto piel con piel con los padres, nos va a separar de nuestros hijos nada más salir del hospital ¿? Acaso le van a asignar un cuidador a cada niño¿? pues perdonenme que para eso ya me quedo yo con mi bebé. Así que de moemnto si hemos conseguido igualdad, por llamarlo algo, pero hemos desnaturalizado completamente el nacimiento.
 
En cuanto a estimular la economía, la capacidad, la producción y la riqueza, pues la primera impresión es que sí. Según salen del hospital tanto el padre como la madre se reincorporan a su puesto de trabajo, la Seguridad Social se ahorra el dinero de la baja, la empresa no tiene que formar a nadie y no baja su producción, los padres no pierden su ritmo de trabajo, todos ganamos. Seguro ¿? Esa madre, que acaba de dar a luz, que pasa de tener a sus bebé en su vientre a tenerlo en la escuela, se encuentra en su puesto de trabajo, muy posiblemente con su cabeza permanentemente pensando en cómo estará su bebé, rinde, efectivamente no. Pero el padre se encontrará en una situación bastante similar, por lo que, rinde, tampoco. Además digo yo que las escuelas estás que propone el Ministro serán públicas, entonces supondrán un gasta a la economía del país. O es que finalmente no veremos obligados a llevar a nuestros hijos a escuelas privadas ¿? Quiza lo que pretende es que los que se hagan cargo de nuestros pequeños sean los abuelos, entonces si que sale rentable, ya que la pensión que cobran les vale como sueldo...
 
Entonces, pienso yo, no sería mejor favorecer una mejor conciliación ¿? Por conciliación se entiende, aquella acción mediante la cual dos posturas encontradas (vida familiar - vida laboral) se ponen de acuerdo, y llegan a un arreglo beneficioso para todos, con la ayuda de un tercero neutral e imparcial calificado, denominado: conciliador.
Según esto habría que llegar a un punto intermedio en el cual tanto la empresa como la familia se viesen beneficiados. Entonces por qué en vez de pensar en estos preciosos centros cuida-bebés no pensamos en planes de actuación para las empresas que faciliten la conciliación de la vida labora, familiar y personal de sus empleados. ¿Por qué no damos cursos de sensibilización a los equipos de RRHH? ¿Por qué no se diagnóstica dentro de las empresas qué actividades pueden adaptarse y flexibilizarse? ¿Por qué no flexibilizamos horarios? ¿Por qué no diagnósticamos qué trabajos podrían realizarse desde fuera de la oficina evitando así traslados innecesarios?¿Por qué no usamos las medidas conciliadoras como herramienta de motivación? Además todas estas acciones sí que las pueden aprovechar tanto el padre como la madre.
 
Es posible que me haya liado un poco al expresarme, pero es que de verdad me corría un torrente de ideas en la cabeza y  no tenía mucho tiempo para escribir el post.
 
Por último me gustaría unirme a la Manifestación Bloguera por la Verdadera Conciliación en España, que se ha promovido desde el blog Amor Maternal y a la que se han unido numerosos blogs de esta temática.


martes, 17 de mayo de 2011

Prueba superada: Acostumbradas a la guarde y al trabajo

Parece que las aguas vuelven a su cauce, porque hemos pasado una semana que bien me ha recordado el primer mes de vida de la pequeña Patatita, cuando aún no estaba acostumbrada a los nuevos horarios que marcaba mi pequeña y el cansancio era un estado permanente. Y es que llegó esa fatidica semana que parecía que no iba a llegar nunca pero cada día estaba más cerca: la vuelta al trabajo. Pero es algo por lo que todas las madres trabajadoras han pasado y yo no me voy a quedar atrás.

Después de tantos meses toca volver a las mañanas de salir corriendo de casa con la chaqueta a medio poner para coger el bus al vuelo, de coger el metro donde sus vagones se convierten en mi mejor sala de lectura, de llegar a mi despacho con calor aunque el termómetro marque bajo cero del carrerón que me he pegado para llegar, de pasar 8 horas pegada a la pantalla de mi ordenador dedicada a mis labores... lo que era mi rutina vamos. Pero a mi rutina ahora tengo que añadir la rutina de mi peque: despertarme antes para darle sus desayuno lacteo según me lo pida, jugar un ratillo con ella - cómo se lo voy a negar a esa sonrisa...-, vestirla y dejarle la mochila preparada para la guarde, y con mucha pena y envidia dejarla jugando con su padre - que en un ratito la tendrá que llevar a la guarde - , después de mi rutina salir corriendo no, volando de vuelta para recogerla, y finalmente llevarme todos los días una de las mayores satisfacciones cuando la recojo, ya que se vuelve loca de alegría al verme (no os digo más que salen las profes de las otras clases a ver como me recibe). Las tardes se han convertido en una mezcla de trabajo y juego. Procuro adelantar lo que puedo desde casa y mientras juego lo que puedo  con la Patatita. También ayuda mucho que cada vez está más espabilada. La dejo sentada al lado mío rodeada de juguetes y cojines a partes iguales y se lo pasa genial mientras yo la canto y animo. Cuando ya se acerca la hora de que regrese papá Patata no arreglamos para salir, y ya nos juntamos todos (incluida la perrita) para dar nuestro paseo vespertino. Y así se nos pasan los días (añadiendo tareas del hogar...)

Pero eso ahora que ya nos hemos habituado y ya me da tiempo hasta de escribir en el blog, porque los primeros días fueron un poco peste. Para empezar el primer día de vuelta  al trabajo, papá Patata estaba de viaje por motivos laborales así que apáñatelas sola, con tu depresión post baja laboral, y encima pensando en cómo se estará adaptando la Patatita al primer día completo de guarde. Por supuesto después de las bienvenidas varias en el trabajo a media mañana llamas a la guarde: - Cómo está la peque ? - , -Bien, pero no ha hecho ninguna siesta... -, - Ya os dije que no dormía.. - Creo que se pensaban que les estaba vacilando cuando les decñia que Patatita tiene ganas de fiesta casi permanentemente y solo hace minisiestas... Pero por fin pasaron los 2 días de viaje de mi marido y cundo todo parecía que iba a ir sobre ruedas cuando llegara por la tarde, me llamaron de la guarde diciéndome que Patatita ya había agarrado su primer virus... 2 días en la guarde y ya tenía su primera fiebre... 38.5º!! Así que mi tercer día de trabajo ya me tuve que quedar en casa con ella. Menos mal que ella es más dura que una piedra y estaba tan normal, venga a jugar y sin perder apetito!! Los siguientes dos días, ya sin fiebre ya fueron más normales. Y llegó el fin de semana, y horror, sensación de fiebre el viernes por la tarde, y por supuesto fiebrón el sábado. Después del finde estando a medio gas ayer teníamos acumulación de cosas por hacer, y no ha sido hasta hoy que hemos empezado a respirar un poco.

Lo mejor de todo, es que pese a los virus la Patatita se ha adaptado perfectamente a la guarde. No llora ni cuando la dejamos por la mañana. Ya sabéis que tras la temporada de extrañar que tuvo era un tema que me agobiaba bastante, pero enseguida se ha hecho a su Seño y al resto de las chicas. Además le encanta observar a los compis más mayores, ya que son los más activos. Con deciros que uno de los días al llegar a buscarla me la encontre sentada en el centro de la clase junto a su Seño y alrededor de ellas todos los niños de 1-2 años, estaba hecha una jefa!! Y esa es otra, que cada día llego a  una hora, así que no se puede decir que la veo que está bien porque saben que es mi hora de llegada y me la tienen preparada, es que realmente está bien. Eso sí, según me ve, es la locura.

El tema de las comidas era algo que también me preocupaba bastante. Al estar las dos juntas en casa no tenía un horario fijo de comidas y el sistema que teníamos era más bien a demanda, y no sabía que tal llevaría el tener una rutina, encima con leche de bote además de que le diera el biberon una persona "desconocida". Los primeros días por lo visto comía muy poquito pero ahora hace unas tomas bastante amplias y sin ningún problema.

Como véis estamos adaptándonos a la vuelta al trabajo de manera bastante satisfactoria. Ahora nos toca ponernos al día otra vez con el blog, y a leer nuestros blogs preferidos que también los hemos tenido bastante abandonados. Aprovechamos para daros las gracias a todos los que nos habéis animado y aconsejado, que habéis sido muchos: Muchiiiiiiiisimas Patata-gracias!!!!!

martes, 3 de mayo de 2011

Primer Premio al Blog y primer día de guardería

Bueno hoy es otro de esos días de primeras experiencias. Por un lado "Siempre mamá" del Blog A veces mujer, siempre mamá nos ha dado el premio "Tu blog me encanta", y por otro hoy hemos empezado la semana de adaptación a la guarde.

Esta mañana y como es costumbre la pequeña Patatita se ha despertado a las 6 de la mañana para su primera toma. La ha hecho tan extensa como siempre y después nos hemos quedado dormidas hasta las 7,45, que nos hemos despertado para jugar un rato con Papá Patata antes de que saliese a trabajar. Cuando ha marchado hemos estado jugando hasta las 9,15 que ya le ha entrado sueño para hacer su siesta matutina. Habitualmente duerme media horita, y tras ese tiempo ya toca volver a jugar como un terremoto. Hoy no, a las 9,45 seguía como una marmota, a las 10,15 igual, a las 10.30... Patatita despiértate que hemos quedado a las 10.30 en la guarde!!!! Y aún me quedaba vestirla y darle una toma!!

Para mí que barruntaba guardería y se me ha hecho la dormida... Menos mal que se ha despertado de buen humor y se ha dejado vestir rapidito que si no no llegábamos ni por teletransporte. ¿Quieres un poco de lechita? Parece que no, porque se suelta y no hace más que reírse. Mnnn, entonces a salir corriendo!! Cojo el carro, paso que no tengo tiempo, así que a la mochilita. Lo conseguimos, llegamos a la guarde a las 10,45 (menos mal que está a dos minutos exactos de mi casa).

Ding dong, no abren la puerta y pasamos. Una de las chicas nos conduce al aula de niños de 0-1 año. Mira peque que de amiguitos, y Patatita observándolo todo!! Y llega el primer momento temido, tiene que pasar de mis brazos a los de la profe ¿hará pucherito? Pues NO, ha seguido mirándome sonriendo. Sigo hablando con la profe y todo sigue bien. Llega la otra profe y pasa a sus brazos, a ver a ver... Sigue sin llorar!! Lo estamos superando satisfactoriamente. Empieza a llorar uno de sus compis... no le imita, seguimos progresando adecuadamente!! Siento que ya llega la hora del segundo momento temido, toca dejarla solita. Me quedo un rato hablando con la directora de la escuela en la puerta y parece que no oigo su tremendo llanto desconsolado. Definitivamente se ha quedado tranquila.

Salgo a la calle y que sensación de vacio... Pero derrepente oigo, Mamá Patata!! Qué alegría, es Abuela Patata. Ha venido a ayudarme a pasar el trago, así se me hará más corta la hora de adaptación de Patatita. La verdad es que se ha pasado rápido, pero aún así no he dejado de mirar el reloj para ver cuando era la hora de bajar. Venga Abuela, vámonos a por la Peque. Esta vez ya sin prisas sí que cogemos el carro.
Din dong, venimos a por la Patatita... Pasad, pasad. Llegamos a por la pequeña y ahí está, tumbada en su hamaquita junto a la profe y rodeada de bebés. En una hora ya se ha hecho con el centro de la clase!! La profe me mira y me sonríe: No ha parado, quería verlo todo!! Y yo pensando, a mí me vas a contar... no te va a dejar parar... Cuando me ha visto sí que ha llorado un poquito, normal debía de tener hambre, porque acordaos que no había querido hacer su toma. Así que a  mis brazos, besazo y al carro. Nos vaaaaamos, hasta mañana!!

Trago superado!! Parece que no ha sido muy traumático, mañana pasaremos un rato más largo, pero esto marcha!!

Bueno y ahora vamos a hablar del Premio. "Tu blog me encanta" es un premio que para poder recibirlo tiene como condición dárselo a otros 10 blogs. Creo que soy de las más nuevas en esto y la verdad es que no sé quienes lo tienen ya y quienes no, así que aún a riesgo de repetirme y dárselo blogs que ya lo tengan se lo voy a dar a los blog que más sigo.

  1. http://ahoralamadresoyyo.blogspot.com/ , por ser el primer blog que empecé a leer y a través del cual descubrí una enorme red de mamás blogueras y por darme a conocer el proyecto en el que participa http://elclubdelasmadresfelices.com/
  2. http://blogs.20minutos.es/madrereciente/ , por ser un blog completísimo y con un montón de tiempo de experiencia
  3. http://vivenciasdeunamama.blogspot.com/ ,por ser un blog en el que la protagonista tiene un mes más que mi Patatita y me sirve para ir viendo lo que nos espera
  4. http://virginia-eldiariodemam.blogspot.com/, por ser un blog que aunque tiene todos los premios se lo merece por la sencillez y cariño con que cuenta sus vivencias
  5. http://www.mamipoppins.com/home, por ser un blog que destaca por las actividades y juegos (sobre todo en inglés) que nos propone
  6. http://madreymas.blogspot.com/ , porque me encanta como relata sus historias, especialmente las vivencias de una RePaVa
  7. http://mipequenokoala.blogspot.com/ , porque sus vivencias me resultan muy cercanas a ls nuestras
  8. http://anda-si-es-mama.blogspot.com/ , porque me encanta su sección de la lactancia en el arte
  9. http://soymasqueunamama.blogspot.com/ por las historias de su Estanjanito y por vivir en mi tierra de nacimiento!!
  10. http://martaticreaciones.blogspot.com/ , por sus originales creaciones en fimo que son preciosas
Enhorabuena a todos los premiados!!!