lunes, 28 de marzo de 2011

Cambio al horario de verano y los bebés

Los días empiezan a alargarse, el clima comienza a mejorar, brotan las primeras florecillas, surjen las alergias, y para anunciarnos todos estos acontecimientos llega mi aborrecido cambio al horario de verano.
Todos los años, el último fin de semana de marzo, adelantamos el reloj en la noche del sábado al domingo, pasando de las 2 a.m a las 3 a.m. Este cambio tiene como objetivo aprovechar al máximo la luz diurna, lo que conlleva un ahorro energético, según dicen los expertos, de 6 euros anuales por hogar.

De manera que si el domingo acostumbras a despertarte a las 9, ya serán las 10 y habrás pérdido una hora del día. Eso el domingo, que cuando llega el lunes y tienes que pegarte el madrugón para ir a trabajar o te levantas muy temprano pensando en que no vas a conseguir despertarte a tu hora, o llegas tardísimo porque aún tienes en la cabeza el horario de invierno. Además de todo esto hay que ponerse a cambiar la hora en todos los relojes que tengas por casa, en ese momento te preguntas en qué momento montaste una relojería. Cómo es posible que tengamos tantos relojes si al final siempre acabas mirando la hora en el móvil, que para todo esto es la única que se cambia sola junto con la del ordenador... Pero al fin y al cabo todo esto se nos acaba pasando en unos días, y nuestra rutina termina siendo la misma que en invierno.

El problema viene cuando tienes un bebé de tres meses, con unas rutinas muy marcadas que nos han ayudado a dormir las noches enteras prácticamente desde el primer mes. Habitualmente comenzamos a bañarla a las 8 de la tarde tras darnos un paseito. Después del baño le doy la última toma y de ahí ya pasa a quedrase dormida en su cunita hasta la mañana siguiente entre 5,30 y 7. Mi miedo era que al echarla una hora antes en la práctica, aunque el reloj marcara su hora habitual, consiguiera dormirse sin problema y luego no se despertara a deshoras. Para mi sorpresa ha pasado la noche como si del horario habitual se tratara, eso si a las 5,30 me estaba llamando para su primera toma. Ha conseguido superarlo mucho mejor que nosotros, ya que a mí me ha costado levantarme bastante más que de costumbre.

Es increible como consigue sorprendernos la pequeña Patatita con cada nueva situación!!

6 comentarios:

  1. Muchas gracias por avisar :D
    Los bebes y niños se adaptan a los cambios de maravilla, la verdad.
    Nos superan a los adultos en tantas cosas...
    Bravo por ell@s !!!
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Mis hijos también me han sorprendido gratamente. Pensaba que les iba a afectar más. Ayer sí que durmieron más con la hora anterior pero hoy se han regulado la mar de bien. Ahora, sigo pensando que estos cambios horarios no tienen mucho sentido.

    ResponderEliminar
  3. Nosotros ayer tuvimos un dia un poco caos, bautizo de mis sobrinos, llegamos tarde a casa y ella muy cansada uranio de siesta hasta las 20:15 y hasta las 23:00 no pudo dormirse. Espero que hoy vaya mejor!!!

    ResponderEliminar
  4. Si que nos superan Virginia!! Yo preocupada por la peque y casi es ella la que se tiene que preocupar por mí!!

    Sandra, me alegro que los tuyos también sa hayan adaptado.

    María, seguro que hoy va mejor, que ayer tuvisteis mucho jaleo!!

    ResponderEliminar
  5. Hola es 1º que leo una entrada tuya encantada!!! yo tengo que decir que esta mañana nos a costado muchisimo...empezando por papa y por mi y siguiendo mis 2 enan@s que no habia manera de despertar....y esta noche???? que hago a la cama de dia????puaggg ahora hasta que nos acostumbremos....

    ResponderEliminar
  6. Hola Eva, encantada!! Espero que te guste el blog y verte mucho por aquí!!
    Y sí anoche acostamos a la niña con plena luz, bendita persiana!! Pero de todas maneras hoy ya nos hemos acostumbrado todos, nunca nos había costado tan poco...

    ResponderEliminar