martes, 1 de marzo de 2011

Bebés que extrañan

Desde hace un par de semanas la Patatita ha empezado a llorar con todo aquel que no seamos papá o mamá Patata. Hasta ahora y desde que nació no había tenido problema en estar en brazos de cualquier familiar, amigo o vecino, y estabamos contentos con ello. Además de esto, estuviese cerca  quien fuera le echaba una sonrisita, pero esto ya no se cumple. En cuanto ve una cara que no sea la nuestra comienza a llorar como si la fuesen a matar. Esto es terrible sobretodo con la familia más cercana, ya que como es normal, están deseando achucharla y llenarla de besitos.

Llevo días leyendo artículos y preguntando para informarme de qué le puede suceder. En principio nuestra Patatita es muy pequeña para demostrar miedo ante otras personas que no seamos los papásPatata, sin embargo llevabamos unos cuantos días sin recibir visitas y la Patatita pasaba la mayor parte del día conmigo, aunque salgamos todas las tardes.  Por lo visto si llora cuando alguien que no seamos sus papás la coge, es mas por incomodidad, porque nota que la postura o la suavidad en el habla no es la habitual y no por la persona en sí o por miedo.

He encontrado también algún consejo para ayudarla a pasar esta temporada de lloros:
  1. Los papás debemos mostrarnos  serenos y no perder la calma ante la crísis de llanto, sin forzar al bebé que acepta a la persona que viene a verlo, pero tampoco evitando su compañía
  2. Si empieza a llorar, debemos alejar al bebé suavemente del adulto para que poco a poco se vaya acostumbrando. Admiten mejor una aproximación paulatina y sin contacto físico que la clásica “invasión” de quien se les echa encima y pretende cogerle y comérselo a besos y achuchones.
  3. Debemos tener especial cuidado si estamos en un lugar no familiar para nuestro peque.
  4. Cuando vaya cogiendo confianza con las personas que están en nuestro entorno, debemos dejarles que cojan al bebé o se queden a ratos con él.

Creo que son buenos consejos, así que intentaré ponerlos en práctica!! Más adelante os diré si me han funcionado, especialmente por los abuelos y tíos de la Patatita que quieren volver acercarse a ella sin miedo a que llore desconsoladamente.

Pero sobretodo, ante esta situación no debemos pensar que nuestro bebé se ha convertido en un antisocial que no quiere ver a nadie, o que está muy mimado y tiene mamitis. Simplemente es muy pequeño y debe de aprender a sociabilizarse y adaptarse al entorno que empieza a reconocer.

2 comentarios:

  1. Hola

    Mi nombre es Paulina y soy administradora de un directorio de webs/blogs. Buen blog personal. Quisiera intercambiar enlaces. Puedo agregar tu pagina en mi directorio para que así mis visitantes puedan visitarla tambien.

    Si te interesa, escribeme al mail

    Saludos
    Pau

    ResponderEliminar
  2. Gracias Paulina por tu valoración del blog!!!!

    ResponderEliminar