jueves, 27 de enero de 2011

Cursos de preparación al parto ¿Son útiles?

Esta es una pregunta que muchas de mis amigas embarazadas me han hecho, y yo siempre contesto lo mismo: ¡Sí! y mucho. Por lo menos a mí me ha resultado útil y sigue siéndolo, pues por lo menos en nuestro caso, no sólo nos informan de lo que es el propio parto, si no del antes y del después. Y es que al final el parto es un ratito ( en algunos casos, porque yo me estuve 20 horas... ) y sí, si duele, pero al fin al cabo es lo que más rápido se pasa.

Realmente de lo que surgen dudas es de los momentos anteriores (lo que siento será normal o estaré mal ¿?, reconoceré el momento del parto ¿?, me pongo la epidural ¿?... ) y de los posteriores ( ya tengo a mí bebé pero ahora qué hago ¿?, cómo le doy de mamar ¿?, es normal que mi bebé sea así de cabezón ¿? ).

Si os digo la verdad al principio iba bastante escéptica, y pensaba que en estos cursos nada más se hacía eso de la respiración que vemos en las películas y poco más. Pero si yo no iba muy animada no os digo nada PapáPatata... No le hacía ninguna gracia, y no entendía para qué tenía que ir.

No es que en estos cursos tengan una piedra filosofal con la que te puedan resolver todas las dudas y situaciones, pero te aportan algo más importante: confianza y seguridad. Y es que yo creo que en eso tiene mucho que ver que los cursos los dan las matronas, que desde mi punto de vista son una raza aparte que transmite una tranquilidad tremenda y a la que se le nota que le gusta realmente lo que hace.

Al final del curso, y a pocos días del parto, no sentíamos tantos miedos como podíamos tener antes del curso. Reconocí inmediatamente los síntomas del parto, los ejercicios de respiración nos sirvieron a los dos, el primer contacto con la pequeña Patatita no nos resultó tan brusca, la primera toma no fue traumática si no gratificante... y así hasta ahora.

Además, aquí en Getafe, que es de donde somos la familia Papa, nos enseñaron el Hospital, la zona de Maternidad, la sala de dilatación, la de partos... Así que el día D, ya nos conocíamos todo. 

Así que resumiendo, sí que son útiles!!! No los desaprovechéis!!!

Y ya aprovecho para volver a darle las gracias a nuestra matrona Esther, que aún después del parto nos sigue atendiendo!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario