jueves, 27 de enero de 2011

Cursos de preparación al parto ¿Son útiles?

Esta es una pregunta que muchas de mis amigas embarazadas me han hecho, y yo siempre contesto lo mismo: ¡Sí! y mucho. Por lo menos a mí me ha resultado útil y sigue siéndolo, pues por lo menos en nuestro caso, no sólo nos informan de lo que es el propio parto, si no del antes y del después. Y es que al final el parto es un ratito ( en algunos casos, porque yo me estuve 20 horas... ) y sí, si duele, pero al fin al cabo es lo que más rápido se pasa.

Realmente de lo que surgen dudas es de los momentos anteriores (lo que siento será normal o estaré mal ¿?, reconoceré el momento del parto ¿?, me pongo la epidural ¿?... ) y de los posteriores ( ya tengo a mí bebé pero ahora qué hago ¿?, cómo le doy de mamar ¿?, es normal que mi bebé sea así de cabezón ¿? ).

Si os digo la verdad al principio iba bastante escéptica, y pensaba que en estos cursos nada más se hacía eso de la respiración que vemos en las películas y poco más. Pero si yo no iba muy animada no os digo nada PapáPatata... No le hacía ninguna gracia, y no entendía para qué tenía que ir.

No es que en estos cursos tengan una piedra filosofal con la que te puedan resolver todas las dudas y situaciones, pero te aportan algo más importante: confianza y seguridad. Y es que yo creo que en eso tiene mucho que ver que los cursos los dan las matronas, que desde mi punto de vista son una raza aparte que transmite una tranquilidad tremenda y a la que se le nota que le gusta realmente lo que hace.

Al final del curso, y a pocos días del parto, no sentíamos tantos miedos como podíamos tener antes del curso. Reconocí inmediatamente los síntomas del parto, los ejercicios de respiración nos sirvieron a los dos, el primer contacto con la pequeña Patatita no nos resultó tan brusca, la primera toma no fue traumática si no gratificante... y así hasta ahora.

Además, aquí en Getafe, que es de donde somos la familia Papa, nos enseñaron el Hospital, la zona de Maternidad, la sala de dilatación, la de partos... Así que el día D, ya nos conocíamos todo. 

Así que resumiendo, sí que son útiles!!! No los desaprovechéis!!!

Y ya aprovecho para volver a darle las gracias a nuestra matrona Esther, que aún después del parto nos sigue atendiendo!!!

martes, 25 de enero de 2011

¿Cuándo empiezan a dormir toda la noche los bebés?

El sábado pasado cuando me desperté por la noche y vi la hora, me dí cuenta que eran las 4,30 y mi "Patatita" aún no se había despertado. Salí corriendo para su habitación porque como buena primeriza pensé: ¿Estará bien?. Cuando miré dentro de su cuna estaba durmiendo plácidamente!!!

Entonces me planteé:  ¿Qué hago? La despierto... la dejo durmiendo... Al final la desperté para darle de comer.

Ayer comentándolo con una amiga me dijo que si no se despierta ella sola que no la levante, que será que necesita más dormir que comer. En algunos libros dicen que hay bebés que toman suficientes reservas de leche durante el día y luego por la noche descansan... En el hospital nos dijeron que no debería de pasar más de 4 horas sin comer... Y la verdad es que la peque no duerme apenas durante el día, y en  un mes ha engordado kilo y medio, así que es posible que le haga más falta dormir por las noches.

¿Qué experiencias habéis tenido con vuestros peques por las noches? ¿Qué recomendáis?

jueves, 20 de enero de 2011

El temido cólico del lactante

Creo que no me equivoco si digo que la gran mayoría de los bebés pasan por esto: estás tranquilamente con tu hij@ y derrepente llora inconsolable, se empieza a poner rojo tomate, la tripa se le pone dura como un tambor y no deja de mover manos y piernas frenéticamente. Claro, como padres primerizos nos desperamos y no sabemos qué hacer. ¿Será que tiene hambre? Cógele a ver si se calma.. Échale a dormir... Cántale algo... No funciona nada... ¡Horror! Estamos sufriendo el temido cólico del lactante...

Ahora ya pasadas unas semanas y con la ayuda de los consejos de la enfermera del pediatra, más o menos conseguimos calmar a la pequeña y evitar que llegue a los extremos de los primeros días.

¿Qué hacer para evitar los cólicos? Es importante que no trague mucho aire en las tomas, por lo que intentamos que esté bastante sentadita mientras come. Según termina intentamos que eche los aires. Para que no se le acumulen gases entre una toma y otra, nos recomendaron que le hicieramos masajes antes de comer ( yo le muevo las piernas como si fuera en bicicleta o en círculos y se echa unos "pedetes" importantes ). También nos recomendaron el "Colikind", que es un carminativo homeopático presentado en bolitas. Se le dan 5 antes de cada toma. A nuestra "patatita" le encantan y le calma los lloros de hambre, lo que también le da margen a Mamá a prepararse para la toma. Desde que se las damos ha mejorado un montón y ya no se hincha tanto ni lo pasa tan mal.

Otro truco que dicen que funciona, es bañarles en el "Tummy Tub", que es una bañera con forma de maceta. Por lo visto les recuerda al útero materno, y se sienten protegidos. No sé si realmente evita los cólicos, pero si que es verdad que según la metemos en la bañera deja de llorar y se tranquiliza un montón. Se la ve realmente a gusto, y no sabéis el disgusto que se coge cuando la sacamos!!

Estos son nuestros trucos. ¿Queréis compartir alguno con nosotros?

Ahora si que empezamos

Bueno pasados los 40 días de adaptación empezamos ya en serio a escribir en el blog!! A partir de ahora comenzaremos a tratar temas que nos pueden ser interesantes, así que si tenéis alguna sugerencia no dudéis en compartirla!!